3 cosas que cada casa con un cartel de «no agencias» desearía saber

Cuando los propietarios entienden el valor que aporta un agente debido a su experiencia y habilidades de negociación, muchos ven que obtienen un mejor resultado final.

3 razones para vender tu casa con un agente

A día de hoy puedes seguir las instrucciones de Google para convertirte en un profesional de casi cualquier cosa. La clave está en el «casi»: vender una casa es un proceso complejo que requiere conocimientos que solo la experiencia puede proporcionar.

Los vendedores que intentan anunciar su casa como «en venta por el propietario» o «no agencias«, pueden perderse varios beneficios que un agente profesional ofrece.

Muchos de nuestros clientes que anteriormente se anunciaban así y que finalmente decidieron acercarse a nosotros acaban entendiendo que un agente inmobiliario profesional puede ahorrarles tiempo, dinero y mucho estrés.

Cuando los propietarios entienden el valor que aporta un agente debido a su experiencia y habilidades de negociación, muchos ven que obtienen un mejor resultado final.


1. Estrategia de marketing y una red amplia

Encontrar el comprador adecuado para una casa es un proceso que va más allá de colocar un letrero de «en venta» en la fachada. Mientras más compradores estén interesados ​​en una propiedad, más competitivas serán sus ofertas. Los recursos de marketing que un agente aporta son difíciles de igualar para un vendedor individual.

Sin mencionar la formación específica que tienen los agentes, la principal herramienta que aprovechamos es la red de referencia REMAX, compuesta de más de 125.000 agentes en todo el mundo.

REMAX tiene un sistema de comercialización probado con marketing a nivel global y acceso a publicidad segmentada para ayudar a localizar compradores en todo el mundo.

2. Moverse por la legislación del mercado inmobiliario

El sector inmobiliario es un proceso complejo y las leyes que regulan la compraventa no siempre son sencillas de entender. Trabajar con un agente que esté familiarizado con las reglas que rigen la compra-venta puede ayudar a los vendedores a evitar mucha «acidez estomacal».

La peor parte aparece cuando los vendedores se encuentran con dificultades que podrían haberse evitado con el asesoramiento de un profesional experimentado. Por ejemplo, a veces encontramos vendedores por cuenta propia que son demandados por no revelar un defecto material en la propiedad. Un agente les habría aconsejado mejor en ese sentido.

3. Tácticas de negociación

Si bien hay varias normas que rigen una transacción de bienes raíces, también hay muchas áreas que adminten grises. Aquí es donde las habilidades de negociación de un agente realmente pueden beneficiar a los vendedores.

Sí, los agentes obtienen una tarifa por ayudar a los clientes a vender su casa, pero también ayudan a negociar los artículos que los clientes no necesitan pagar.

Por ejemplo, un agente puede ayudar a los vendedores a negociar reparaciones existentes en la vivienda. Un agente tiene el conocimiento de lo que realmente se necesita completar y lo que se puede contrarrestar o rechazar.

Tan importante como la inspección es el hecho de que los agentes también están capacitados para negociar el precio de venta final, comprendiendo los matices de las diferentes ofertas que se reciban.

A fin de cuentas, los agentes inmobiliarios venden miles de casas a lo largo de su carrera. Conocen el mercado y saben qué esperar en cada transacción.

0 ¡Me gusta!
0 No me gusta

(Agentes Inmobiliarios REMAX)

Somos el equipo ENVIRO REMAX. Un equipo de Agentes Inmobiliarios con sede en Chamberí, Madrid. Asociados a REMAX URBE.

Un Comentario

Deja un Comentario

No publicaremos tu email. Los campos obligatorios están marcados con *