¿Antiguo o anticuado? 7 elementos que anclan tu casa en otra época.

home staging antiguo o anticuado

Nos encantan los elementos de décadas pasadas: desde la música (qué bonitos son los tocadiscos) pasando por la ropa (hola de nuevo, pantalones de campana). Pero cuando se trata de características para el hogar, existe una delgada línea entre lo antiguo y lo anticuado. 

Hay algunos elementos que pueden hacer entender a los compradores que tu vivienda está anclada en el pasado… algo que no es muy positivo: preferirán buscar otras viviendas más actuales por encima de la tuya o empezarán plantearse el precio de algunas reformas. 

Si tienes una vivienda en venta, es importante que los compradores la vean fresca y actualizada. Así, podrán imaginarse que habitan en ella con mayor facilidad. 

Estos 7 elementos pueden dar la impresión a los compradores de que tu casa necesita un poco de aire fresco:

1. Bloques de vidrio 

A menudo utilizados como una alternativa a las ventanas o como divisores en un baño, los bloques de vidrio se convirtieron en un material de construcción común en la década de 1930 y se fueron utilizando en España hasta bien entrados los ochenta. De textura ondulada y traslúcida, todavía persisten en los hogares unas cuantas décadas después. 

Dan un aspecto especialmente anticuado cuando tienen colores como rojos, azules… la próxima vez que los mires, plantéate, ¿dan a tu vivienda la frescura que necesita?

2. Una bañera hundida a nivel del suelo.

Es posible que una bañera a nivel del suelo quede lujosa en las casas modernas, pero la mayoría de las bañeras hundidas se encuentran dentro de baños anticuados en chalets. Ya sabes a lo que nos referimos: los que tienen aspecto setentero, alfombras de felpa, suelos de linóleo y luces de tocador de Hollywood. 

3. Grandes alfombras pasadas de moda.

Una alfombra grande puede agregar calor a cualquier espacio, pero reducen el espacio y eso puede no gustar a los posibles compradores. 

Las alfombras siguen estando de moda en los dormitorios, pero en los suelos de las principales salas de estar se han ido eliminando gradualmente a favor de la textura de la madera. Si quieres aportar frescura a tu vivienda puedes optar por invertir en suelos de madera (¡o tarima!) y colocar una alfombra moderna y de tamaño mediano encima para aportar calor, en lugar de una gran alfombra anticuada.

4. Barandillas de hierro con dibujos de enredaderas 

Las barandillas de hierro modernas en el porche exterior de una casa o como pasamanos interior tienen un aspecto industrial elegante. Su antítesis anticuada es bastante menos vistosa: barandillas de metal con patrones en espiral (como las vides) normalmente envejecen la vivienda y pueden dar que pensar que el interior también estará anticuado.

5. Paredes con espejos

Los paneles de espejo a lo largo de las paredes pueden ayudar a que una habitación se sienta espaciosa, pero también teletransportan a los visitantes ​​en el tiempo hasta la década de 1980. Hoy en día, es más estético un único espejo llamativo en lugar de una cobertura reflectante de pared a pared. 

6. Luces de tocador de baño de Hollywood 

¿Puede un baño ser un “santuario del relax” si tiene muchas bombillas fluorescentes colgadas sobre el lavabo? No está del todo claro. 

Las luces de tocador de Hollywood tienen una presencia dura, en lugar de generar una iluminación ambiental. Si las mantienes en tu tocador, su encendido tiene que ser opcional y secundario, no ser la iluminación principal de la estancia. Si no hay forma de hacer esto, es mejor cambiar estas luces por una opción más cálida y contemporánea.

7. El odiado gotelé.

El gotelé es una técnica de pintura propia de los sesenta, perfecto para disimular las imperfecciones de las paredes. Por eso empezó a utilizarse en masa en España a partir de esa época: se vivió un éxodo masivo de los entornos rurales hacia las ciudades que provocó un boom de viviendas que necesitaban acabados rápidos… y el gotelé era el mejora aliado para ello.

En la actualidad, se ha convertido en una molestia debido a su apariencia desigual y su reputación de almacenar moho, así que es probable que los posibles compradores planeen raspar el gotelé poco después de comprar la casa.

Si vives feliz con cualquiera de estos elementos en tu casa, no debes preocuparte: tu hogar debe ser un lugar en el que te sientas cómodo, independientemente de las tendencias. Eso sí, al poner tu vivienda en venta, debes saber que algunas de estas características anticuadas pueden verse como un obstáculo para atraer a los compradores potenciales. 

¿Tienes curiosidad por saber qué elementos de diseño te brindarán el mayor retorno de inversión? Consulta a tu agente REMAX URBE Chamberí, tu experto local… antes de desenpolvar el martillo. 

(Agentes Inmobiliarios REMAX)

Somos el equipo ENVIRO, un equipo de Agentes Inmobiliarios con sede en Chamberí, Madrid. Asociados a REMAX URBE CHAMBERÍ.

Deja un Comentario

No publicaremos tu email. Los campos obligatorios están marcados con *