¿Qué necesitas saber antes de pedir una hipoteca para tu nueva casa? (Guía 2020)

que necesitas saber antes de pedir una hipoteca

Si estás pensando en comprarte una casa es probable que necesites pedir una hipoteca para poder dar el gran paso. Aunque la palabra hipoteca es un concepto que escuchamos con familiaridad para la mayoría de nosotros, saber cómo pedir una hipoteca a un banco no es tan sencillo como podría parecer.

Al igual que sucedería con cualquier otro préstamo, para pedir una hipoteca debería bastar con acudir al banco, demostrar que eres solvente y esperar a que la aprueben. Sin embargo, este tipo de productos financieros tienen un proceso más complejo que vamos a intentar desgranar.

Tómate tu tiempo y medita la decisión: es probable que pedir una hipoteca sea el mayor préstamo que solicites a lo largo de tu vida.

Antes de pedir una hipoteca… ¿qué es una hipoteca?

Una hipoteca es un producto bancario que asegura legalmente dos condiciones: la primera es que el deudor -tú- pagará al acreedor -el banco- un préstamo junto con los intereses. La segunda condición es que en una hipoteca la garantía es el propio inmueble que se quiere adquirir, aunque tendrás derecho a manejar dicho inmueble mientras pagas la deuda.

¿Es lo mismo hipoteca que préstamo hipotecario?

No es lo mismo. El préstamo hipotecario es el contrato por el cual se entrega una cantidad de dinero, que hay que devolver en los plazos y condiciones pactadas, entre las que se encuentra el pago de un interés.

La hipoteca es la garantía que afianza las devoluciones de las cantidades entregadas como préstamo. Es decir, se hipoteca una casa como garantía del pago del préstamo.

¿Qué es el interés de una hipoteca?

El interés es el porcentaje extra que el comprador deberá pagar al banco en contraprestación por el préstamo recibido.

Puede ser de dos tipos, interés fijo o variable. Si es fijo, el porcentaje de dinero a pagar será constante en el tiempo y no podrá sufrir cambios. En el caso de que sea variable, se utiliza algún índice de referencia que se revisa cada cierto tiempo. Cuando te plantees pedir una hipoteca, deberás decidir qué tipo de interés prefieres.

Qué necesitas saber antes de pedir una hipoteca

1. Antes de pedir la hipoteca, debes tener algo de ahorro

El primer paso que debes haber dado antes de pedir una hipoteca es ahorrar. En la actualidad es muy difícil que algún banco te proporcione el 100% del dinero que necesitas para comprar la casa que te gusta, salvo que demuestres ser un cliente muy solvente. Si la casa a la que has echado el ojo vale 300.000 euros, es difícil que alguna entidad te conceda más de 240.000 euros, lo que te obligaría a contar con 60.000 euros en el bolsillo. Estamos hablando de tener ahorrado como mínimo en torno al 20% del precio de la vivienda que quieras adquirir.  

Deberás contar además con los costes de formalización. La normativa –que entró en vigor en junio de 2019- determina que el cliente solo asumirá los aranceles notariales en caso de quiera un copia de la escritura. Los gastos de gestoría, los aranceles notariales, el registro y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados corresponden al banco.

2. Conoce tu solvencia

Cuando pides una hipoteca a un banco, te estará prestando una gran cantidad de dinero que no devolverás hasta dentro de muchos años. Como las entidades quieran asegurarse de que sus clientes son lo suficientemente solventes a largo plazo, en líneas generales, un banco no querrá que la cuota de tu hipoteca represente más de un 30% del dinero que ganes cada mes.

Pero no dejes esto en manos del banco: aplica el sentido común para calcular tu solvencia y calcula bien qué porcentaje de gasto puedes de verdad permitirte. Tener solvencia forma parte de la política de los bancos para evitar impagos, pero también debería formar parte de tu «política» personal para evitar que tu hipoteca se convierta en una pesadilla en caso de que sucedan cosas como que tus ingresos se reduzcan por perder el trabajo o que el interés de tu hipoteca variable suba con su índice de referencia.

3. Decide si prefieres tipo variable o fijo

Hace unos pocos años el porcentaje de hipotecas a tipo fijo representaban solo un 10% del total, pero ahora son aproximadamente el 50% del mercado por la seguridad que aprotan y la bajada de los intereses.

Las hipotecas fijas ofrecen la tranquilidad total de que el importe final no cambiará, cosa que sí sucede con las variables y cuya mensualidad puede aumentar o disminuir al ritmo que lo haga el Euríbor o el IRPH (depende del índice que tome como referencia).

Ambas tienen particularidades que las diferencian y es recomendable que te informes en profundidad sobre cada una de ellas.

Por ejemplo, las hipotecas fijas cobran algunas comisiones que no están presentes en las de tipo variable y un índice de las hipotecas de tipo fijo (el IRPH) está en el punto de mira del Tribunal Supremo: mantente al tanto de las novedades.

¿Qué está pasando y cómo afecta a tu hipoteca el IRPH?

4. Consulta con los bancos y compara las ofertas de hipotecas

Existen multitud de comparadores de hipotecas, tanto fijas como variables. Solo comparando y consultando tu caso con las entidades podrás encontrar las que mejor se adaptan a ti. Analiza todas las condiciones y los productos vinculados (seguros, generalmente). También deberás tener en cuenta la comisión de apertura y la de amortización anticipada (si pagas el préstamo antes de que tiempo).

¿Primero busco la casa o primero pido la hipoteca?

Hasta ahora hemos visto qué debes saber antes de pedir una hipoteca para tu nueva casa, pero ¿cuándo es mejor solicitarla, antes o después de buscar la casa? Veamos cuáles son los pros y los contras de cada opción:

PEDIR LA HIPOTECA ANTES DE BUSCAR LA CASAPEDIR LA HIPOTECA DESPUÉS DE BUSCAR LA CASA
Sabrás de antemano si el banco te daría una hipoteca para la casa que quieres.
Podrás buscar una casa con un precio que se ajuste a tu presupuesto.
– No corres el riesgo de agotar el plazo de compra.
– Las condiciones ofrecidas por el banco pueden cambiar con el tiempo.
– Podremos reservar la compra con antelación.
– No sabríamos de antemano si se nos concedería el préstamo.
– Podríamos perder el dinero de la reserva si tardamos demasiado en encontrar una hipoteca.

Así las cosas, lo más aconsejable es solicitar financiación a varias entidades antes de buscar una vivienda. No obstante, si tienes un excelente perfil económico puedes aventurarte a pedir la hipoteca después de buscar la casa. 

Los agentes inmobiliarios como los de ENVIRO Casas con REMAX, en REMAX URBE CHAMBERÍ tienen enlaces con las entidades financieras y pueden ayudarte a encontrar la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades, con condiciones más ventajosas.

(Agentes Inmobiliarios REMAX)

Somos el equipo ENVIRO, un equipo de Agentes Inmobiliarios con sede en Chamberí, Madrid. Asociados a REMAX URBE CHAMBERÍ.

3 Comentarios

Deja un Comentario

No publicaremos tu email. Los campos obligatorios están marcados con *