Qué condiciones debe reunir un piso para poder alquilarse en Madrid

Qué condiciones minimas de habitabilidad madrid

Poner en alquiler una vivienda en Madrid es una de las opciones más utilizadas por los propietarios cuando no se quiere vender un inmueble pero se quiere obtener rentabilidad del mismo. Cuando se pone a en alquiler una vivienda, es importante hacerlo de acuerdo a la normativa legal.

Acostumbrados a ver anunciadas colecciones de agujeros que se quieren hacer pasar por viviendas enfocadas a jóvenes y no tan jóvenes, es fácil olvidarse de que no todas las propiedades son aptas para ser puestas en alquiler. En este artículo te explicamos las condiciones mínimas que deberá cumplir una vivienda para poder alquilarse sin caer en problemas legales.

Condiciones mínimas para poner una vivienda en alquiler en Madrid

La vivienda debe ser libre

La primera condición para poner una vivienda en alquiler es que esta debe ser una vivienda libre, no puede ser una Vivienda de Protección Oficial (VPO).

Una VPO podrá alquilarse solo cuando ya se haya convertido en una vivienda libre. Es decir, cuando por el paso del tiempo —normalmente, diez años— el piso ha sido descalificado y ya no se considera de protección oficial o se haya solicitado la descalificación a la administración competente de la comunidad autónoma.

Con certificado energético

Disponer de un certificado energético de una vivienda es obligatorio tanto para la venta como para el alquiler.

Hay varias excepciones, es decir, que no hace falta aportar el certificado de eficiencia energética, y serían cuando la duración del alquiler sea inferior a cuatro meses.  Si supera ese tiempo, siempre es obligatorio que el dueño adjunte al contrato de alquiler un certificado energético de la vivienda o local. También sería opcional aportarlo cuando la propiedad cuente con una superficie útil de menos de 50 m2 y se encuentre en una zona aislada; o se compre para su demolición o para ser sometido a una reforma de peso.

Si la vivienda es nueva, necesita una cédula de habitabilidad

La cédula de habitabilidad, también llamada cédula de primera ocupación, es un documento que sirve para acreditar que el piso cumple las condiciones mínimas para ser habitado. Este certificado tiene una duración aproximada de 25 años dependiendo de la Comunidad Autónoma.

En caso de que el inmueble no haya tenido un uso residencial con anterioridad (si, por ejemplo, antes era un local y se ha reconvertido a vivienda), deberá solicitarse antes el cambio de uso.

Deberás cumplir con Condiciones mínimas de habitabilidad:

La poder poner en alquiler una vivienda en Madrid, esta debe contar con las condiciones mínimas de habitabilidad que garanticen la salubridad de las instalaciones.

El propietario deberá hacer las reparaciones oportunas, salvo que el deterioro del piso sea por un mal uso del inquilino, para mantener las condiciones pactadas. En caso de que no cuentes con este documento al poner en alquiler una vivienda, el inquilino podría formular denuncia administrativa que podría conllevar a la imposición de sanciones.

Estas son algunas de las condiciones mínimas de habitabilidad más importantes para Madrid:

Estancias y superficies mínimas

La vivienda debe tener como mínimo una
superficie útil de 38 m2. y debe constar de:

  • Estancia-comedor
  • Cocina (debe constar con la evacuación de los humos y gases)
  • Dormitorio
  • Aseo

Esta superficie útil mínima se puede reducir
hasta un mínimo de 25 m2 cuando la vivienda conste de:

  • Estancia-comedor-cocina, que puede servir de dormitorio, y aseo

Ventilación e iluminación: ventanas

Debe de garantizarse una iluminación natural durante las horas de sol. Esta luz es obligatoria en todas las habitaciones menos en pasillos, recibidor y baños o aseos. Es decir, sí, para poder poner una vivienda en alquiler, esta debe contar con ventanas.

Además, debe haber huecos de ventilación natural en esas habitaciones, que deben tener una superficie mayor>8% de la superficie útil de la pieza. Solo puede ser mecánica la ventilación de las piezas no habitables, como baños, aseos, pasillos y vestíbulos.

Suministros de luz y agua

Para que una vivienda se considere habitable, debe disponer de las instalaciones de electricidad, instalación de fontanería para agua fría y caliente, enchufes y desagües.

Conclusión

Si estás pensando en alquilar tu vivienda y necesitas asesoramiento profesional, recuerda que un agente de ENVIRO, Casas con REMAX URBE, asociado a REMAX URBE CHAMBERÍ, estará disponible para guiarte durante todo el proceso.

(Agentes Inmobiliarios REMAX)

Somos el equipo ENVIRO REMAX. Un equipo de Agentes Inmobiliarios con sede en Chamberí, Madrid. Asociados a REMAX URBE.

Un Comentario

Deja un Comentario

No publicaremos tu email. Los campos obligatorios están marcados con *